jueves, octubre 27, 2011

ULTIMAS NOTICIAS










UN CUENTO PARA PENSAR:

Dos pájaros diferentes        

Según la revista «Quote», los buitres y los chupamirtos vuelan sobre el desierto. La única cosa que los buitres «ven» es carne podrida porque es lo que andan buscando. A los buitres le encanta este tipo de dieta. Pero los chupamirtos ignoran el olor de carne muerta. En vez de esto, ellos buscan las flores llenas de color de las plantas del desierto. Los buitres viven de la vida que era. Ellos viven del pasado, se llenan con lo muerto y con cosas que ya pasaron. Pero los chupamirtos viven de cosas del presente. Ellos buscan nueva vida. Se llenan de cosas frescas y cosas que tienen vida. Cada pájaro encuentra lo que anda buscando. Así es también con nosotros los hombres.



16 consejos para evitar la crisis del matrimonio
La crisis en el matrimonio puede originarse a veces por una defectuosa comunicación. La crisis en sí misma supone una ruptura de la comunicación.
He aquí algunos consejos muy útiles:
1.- Tiempo de oro. Dedícale tiempo al otro; no tanto cantidad sino calidad.
2.- Salidas frecuentes. Sal con tu cónyuge con alguna frecuencia. No te limites a "sacar" a tu mujer de casa, sino "sal con ella" a algo que le agrade.
3.- Oír y escuchar. Cuando él-ella te hable, no te limites a oír, deja de trabajar, o deja el periódico a un lado, mírale a los ojos. Él o ella se enterará de que lo escuchas.
4.-Como novios. Mantén viva la ilusión del primer día de noviazgo. Conquístale a diario. Preocúpate de tu arreglo personal.
5.-Buenos recuerdos. Recuerda con frecuencia los momentos felices compartidos por los dos.
6.- De cara al futuro. Haz planes de futuro que te ayuden a mejorar el presente.
7.-"No hay otro como tú".
Hazte sentir al otro como necesario en la relación conyugal. Busca su compañía.
8.-La importancia de las celebraciones.
Recuerda las fechas importantes. Si las celebran juntos, ¡mejor!
9.- "¡Ayúdame!".
Pide a tu cónyuge soluciones prácticas para tus problemas: puede ayudarte mucho y además servirá para unirles.
10.-Siempre alabanzas.
No le critiques ante las amistades, aun esté ausente.
11.-"Es una sorpresa".
Sorpréndela con pequeños detalles inesperados: un regalo, una cena especial, una noticia agradable, unas flores, el vestido que le gusta.
12.-Un beso al despedirse.
No olvides despedirte antes de salir. Un beso todos los días es una práctica muy recomendable
13.- Con la verdad por delante. Sé siempre sincero pero no lo manifiestes de forma desagradable.
14.- "Quiero estar contigo".
Prefiere a tu cónyuge antes que a las amistades, demuéstraselo a menudo.


jueves, octubre 20, 2011

NOTICIAS


EX ALUMNOS SALESIANOS
Te invitamos a la reunión el día domingo 23/10/2011 a hrs. 10:00 am en el Salón Domingo Savio. Temas a tratar: Informe y cronograma de actividades. Mayores informes: Fernando cel. 72176879, Natalie cel. 708-32008.

LA COLECTA DE ESTE DOMINGO 23 SERA ENVIADA INTEGRAMENTE AL PAPA PARA QUE PUEDA AYUDAR A LAS MISIONES.

23 OCTUBRE 2011
DOMINGO MUNDIAL DE
LAS MISIONES
Una vez mas estamos invitados a recibir la invitación de Jesús: “Vayan, anuncien el Evangelio, Bauticen, hagan de toda la humanidad una sola familia, mi familia”.
Hoy solo una pequeña minoría conoce a Jesús, sabe que Dios está con nosotros. No conocer a Jesús, no saber porque vivimos y morimos es una gran tristeza. No es suficiente decir que es culpa nuestra. Hay que orar, animarnos a mandar misioneros a África, Asia, Europa, Oceanía. El cristiano verdadero es por naturaleza Misionero, Jóvenes, pongan su vida a servicio de Jesús, para crear un mundo de amor, justicia, alegría. Los hermanos necesitan de su generosidad. Es una gran alegría trabajar con Jesús. Anímense.

30 OCTUBRE 2011
HRS. 14 – 17 EN SAN ANTONIO
Habrá la presentación del directorio de iniciación Cristiana. Que participen por lo menos 10 responsables. Cuota Bs. 3.

PADRE LUIS MAISTRELLO
La Paz 1 de octubre de 2011
Estimados hermanos;
Ya a la víspera de mis 70 años quiero hacerles partícipes de lo qué siento y cómo me siento.
El cumplir un año más, especialmente si se llega a los 70, es una ocasión para mirar atrás … y … adelante.
ATRÁS para darme cuenta de todas las grandes gracias que recibido del Señor comenzando con el don de la vida. Me siento contento por mi vocación y por los que me ha hecho vivir, experiencias muy diversas y muy bonitas. No sé qué significaría mi vida si no fuera salesiano y sacerdote.
¿Las pruebas? ¿Los problemas? Me
parece que el tiempo vaya borrando ciertos recuerdos y deje más en la boca el sabor a dulce de las cosas bonitas, de las experiencias interesantes que uno quisiera repetir. ¿Errores? Un montón, pero el Señor siempre misericordioso los ha olvidado y ha hecho que sus consecuencias no pesaran demasiado sobre mi vida. ¿Personas que me han querido? Miles (no exagero), no tanto por mis méritos, sino por su bondad. He encontrado a tanta gente que de verdad me ha sorprendido con su amistad, basta pensar en ustedes que después de varios años siguen recordándome.
ADELANTE para pensar en el decenio que me espera (¿completo?) y puede ser, con mucha facilidad, el último que comienzo. Por esto el deseo de ser útil el más posible y de peso el menos posible.
En fin en estos 70 años he encontrado mucha experiencia (con errores y aciertos), muchos amigos y tanta gracia del Señor al cual quiero ofrecer mi próximo tiempo de vida.
Un gracias más grande si me encomiendan en sus oraciones.
P. Luis Maistrello


UN CUENTO PARA PENSAR:
Dos clases de oraciones
Dos hombres vienen mendigando a vuestra puerta. Uno de ellos es pobre, lisiado; está herido y casi muerto de hambre; el otro es una criatura sana, rebosante de salud. Los dos usan las mismas palabras al pedir limosna. Sí, los dos dicen que están medio muertos de hambre; pero, indudablemente, el pobre y lisiado es el que habla con más sentido, experiencia y entendimiento de las miserias que menciona al pedir. Se descubre en él una expresión más viva cuando se lamenta de lo que le ocurre. Su dolor y su pobreza le hacen hablar en un espíritu de mayor lamentación que el otro, por lo cual será socorrido antes.
Así ocurre exactamente con Dios. Algunos oran por costumbre, por mera noción; otros en la amargura de sus espíritus. Sin duda que Dios mirará a éstos últimos, a los de espíritu humilde y contrito.